Descargo de responsabilidad

Todas las declaraciones y expresiones son criterio exclusivo de la empresa y están sujetas a cambio sin previo aviso.  La empresa no es responsable de ninguna decisión de inversión que hagan sus lectores o suscriptores.  Recomendamos enfáticamente hablar de cualquier decisión de compra o venta con un asesor financiero, corredor de bolsa o con un miembro de cualquier organismo de reglamentación financiera.  La información contenida aquí se ha proporcionado como servicio de información solamente.  No garantizamos la exactitud o integridad de la información y esta es solo tan fiable como las fuentes de donde se obtuvo.  Se advierte a los inversionistas que podrían perder toda o una parte de su inversión en esta o cualquier otra empresa.

La información contenida aquí contiene “proyecciones a futuro” en conformidad con lo establecido en la sección 27A de la Ley de Valores de 1933, y sus enmiendas, y en la sección 21E de la Ley de Valores y Cambio de 1934, y sus enmiendas.  Ninguna declaración que exprese o implique discusiones con respecto a predicciones, expectativas, creencias, planes, proyecciones, objetivos, metas, suposiciones o acontecimientos o desempeño en el futuro es una declaración de hechos históricos y podría ser “proyecciones a futuro”.  Las proyecciones a futuro se basan en expectativas, cálculos y proyecciones en el momento en que se hacen las declaraciones, las cuales implican una serie de riesgos e incertidumbres que podrían hacer que los resultados o acontecimientos reales sean materialmente diferentes a los que se habían anticipado actualmente. Las proyecciones a futuro se pueden identificar por medio del uso de palabras tales como “espera”, “prevé”, “calcula”, “cree” y usos verbales en tiempo futuro, o por declaraciones que indiquen que ciertas acciones “tal vez” ocurran o “podrían”, “deberían” o “pudiesen” ocurrir.